Noticias y Actividades «Volver

Edificio de la ex AduanaEx estación de Ferrocarril

Plan maestro del municipio busca preservar el patrimonio cultural y arquitectónico

27/12/2013

La ex Aduana, la ex estación de ferrocarriles del puerto y el museo regional forman parte del  patrimonio de la ciudad, que restaurará el municipio.

El patrimonio cultural y arquitectónico es un potencial que Iquique debe proteger, pues se cuenta con una rica  herencia   histórica, así lo entiende el municipio local que trabaja en la creación de un plan maestro para diagnosticar, diseñar y ejecutar la restauración de los inmuebles de carácter patrimonial.

Es así que al interior de la oficina de arquitectura y proyectos dependientes de la Secretaría Comunal de Planificación y Coordinación (Secoplac) de la municipalidad, se trabaja arduamente y con bastante creatividad en un plan maestro para mejorar cada una de estas edificaciones.

Cartera de iniciativas

Por lo mismo la casa edilicia maneja una cartera de 12 iniciativas plurianuales que ya informó a la Subsecretaría de Desarrollo Regional, en los cuales ahora se trabaja en distintas fases para en un futuro contar los proyectos definitivos y de esa forma conseguir su financiamiento a través de fondos estatales.

La ex Aduana, la ex estación de ferrocarriles del Puerto, el museo regional y el cementerio General Nº1 forman parte de esta lista de inmuebles que se quieren intervenir en favor de salvaguardar el patrimonio cultural de la ciudad.

De acuerdo a las palabras del arquitecto municipal Rodrigo Fuentealba, el edificio de la ex Aduana tendrá su etapa de diagnóstico a cargo de un equipo multidisciplinario de profesionales, tales como: museógrafos, historiadores, arqueólogos y constructores civiles; además de empresas externas de climatización, luminotecnia y laboratorios para el estudio de suelo. La idea es instalar un gran museo.

Diagnóstico

“Lo primero que se debe hacer es el diagnóstico, para detectar todas las fallas estructurales, como el piso de madera, los muros de piedra, las luminarias y parte eléctrica, entre otras fallas para tener un proyecto final de restauración”, indicó el funcionario.

La ex Aduana   se inauguró el 28 de julio de 1877 después que se comenzara a construir en 1871, tras la destrucción del antiguo inmueble por el maremoto que devastó la zona en 1868.

Pero el  panelista del programa “Huellas de la Historia” de RTC televisión Hermes Valverde recuerda además algunos pasajes de la historia de la Guerra del Pacífico, ligados al vetusto recinto ubicado al ingreso de la zona portuaria.

La ex estación de ferrocarril

“Frente a la ex aduana estaba la farmacia Roma y su dueño Adolfo Gariazo  vio cuando llegaron hasta ese lugar, durante la tarde, los restos del Capitán Arturo Prat y del teniente Ignacio Serrano, más el sargento Juan de Dios Aldea a quien asistió con un vaso de coñac”, relató Valverde.

Y frente a esta edificación se encuentra la ex estación del Puerto del Ferrocarril longitudinal y el arquitecto Fuentealba trabaja en la presentación de un expediente, que busca la declaratoria de monumento nacional de este inmueble, para realizar un proyecto de restauración y posteriormente transformarlo en museo.

El historiador iquiqueño Mario Zolezzi narra que la creación de la estación de ferrocarriles fue para enfrentar la amenaza que significaba la construcción de una ruta férrea entre la caleta de Chucumata y la oficina de Alianza, por lo tanto que el longitudinal norte pudo llegar desde Pintados a Iquique y con ello su salida al mar.

“Esa obra buscaba detener el proyecto ferroviario de la empresa Gibs que frenaría el impulso de Iquique, así que durante los primeros años de la Primera Guerra Mundial comenzó a ejecutarse los enrielados y en 1929 fue la primera vez que llegó un ferrocarril desde Santiago a la estación”. Dijo el Historiador.

Museo Regional y Cementerio N°1

Otra de las iniciativas municipales en materia de restauración de Patrimonios corresponde al mejoramiento del museo regional,  que se encuentra en una zona típica como lo es el paseo Baquedano y la idea del alcalde Jorge Soria Quiroga es que el edificio, que en la actualidad alberga las oficinas de la Cormudesi  en el segundo piso, sea ocupado exclusivamente con salones de reliquias históricas y al servicio de la cultura.

En tanto que el cementerio General N° 1 se busca protegerlo declarándolo como zona típica, para trabajar en su estructura, como los cierres y de esa forma mejorar su seguridad, los pavimentos, el sistema de agua y fomentar los circuitos turísticos que generalmente se realizan de noche.

En tiempos que la modernidad avasalla con todo lo viejo, en el sexto piso del  edificio consistorial un grupo de arquitectos y constructores municipales liderados por el alcalde Jorge Soria Quiroga, trabaja a toda máquina en la confección de  un plan maestro que busca proteger el patrimonio arquitectónico y cultural de la ciudad.

Ir arriba